Facebook Twitter

Leche de soya. Médicos la certifican como ayuda a las mujeres con ovarios poliquísticos

El periódico Dialy Mail de Inglaterra hace eco de un nuevo estudio de la Sociedad de Endocrinología y Metabolismo de Irán en el que se destaca los beneficios que produce la leche de soya en las mujeres diagnosticadas en el SOP o Síndrome de Ovarios Poliquísticos.

El SOP es una condición bien conocida y documentada que afecta a casi el 10% de las mujeres en etapa reproductiva, pero de la que no se ha podido determinar las causas exactas por qué se produce. También se dice que quien la padece lo hará por el resto de su vida.

Hay entonces un desequilibrio en los niveles hormonales que ocasiona exceso de hormonas masculinas, quistes en los ovarios, alteraciones en los ciclos menstruales, vasos cardiacos y sanguíneos, cambios en el peso y problemas de fertilidad.

leche-de-soya-ayuda-a-las-mujeres-con-sindrome-de-ovarios-poliquisticos

La medicina ha detectado que las mujeres con Síndrome de Ovarios Poliquísticos tienen una mayor predisposición a sufrir de diabetes y de problemas cardiacos, por lo que el consumo frecuente de soya reduciría el riesgo. Los productos con soya incluyen estrógenos de la planta que pueden ayudar a balancear las hormonas femeninas.

Los mismos beneficios se pueden adquirir con el grano de soya. Ambas ayudarían a evitar enfermedades del corazón y la diabetes tipo 2. Autores del estudio, como el Dr. Zatollah Asemi de la Universidad de Ciencias Médicas de Irán, aseguran que al aumentar el consumo de soya en las dietas de este tipo de mujeres, se hallaron unas mejoras significativas en los marcadores biológicos que son los que reflejan cuán bien el cuerpo usa la insulina para reducir los azúcares en sangre. Además de eso se notó una mejora en los niveles de colesterol dañino.

Para determinar esto, los especialistas reclutaron para el estudio a 70 mujeres con POS y en edades comprendidas entre los 18 y los 40 años de edad. Ellas acudieron a una clínica en Irán durante diciembre de 2015 y febrero de este año. La mitad de ellas fueron ordenadas con placebos, aquellas sustancias que no ofrecen ninguna acción terapéutica, mientras que al otro 50% se le ordenó tomar 50 miligramos de un suplemento a base de soya y que es equivalente a la ingesta de 500ml de leche soya. Este suplemento fue tomado por 12 semanas. Durante la prueba, a las mujeres se les pidió no consumir otro tipo de suplemento y continuar con su rutina diaria de ejercicios.

Con pruebas médicas tanto al inicio como al final del experimento, las muestras de sangre analizaron los niveles de grasa, hormonas, inflamación y los marcadores biológicos de resistencia a la insulina. Los resultados mostraron cómo aquellas que formaron el grupo que tomó el suplemento de soya, mostró niveles bajos de insulina en la sangre y para grata sorpresa, también redujeron los niveles de testosterona, colesterol dañino, triglicéridos y grasa en sangre.

Ya se había venido hablando de los beneficios de incluir en la dieta de las mujeres con el síndrome a la soya por sus isoflavonas para ayudar a bloquear los receptores de estrógenos que suelen ser elevados en ellas, pero no había hasta el momento un estudio más concreto que respaldara la idea que se tenía sobre la planta.