Facebook Twitter

Punto G, ¿Placer, mentiras o desconocimiento?

Cuántas veces no hemos escuchado acerca del famoso punto, el punto G, la muy comentada zona que te hace tener orgasmos detonantes, jamás imaginados, el área de una extrema sensación sexual, que muchos inventan saber dónde esta, por que ni las mismas mujeres lo saben y que en efecto, aún no ha sido confirmada su ubicación exacta. 

Ernst Gräfenberg  fue quien dijo haber descubierto la zona en 1950. Hijo de un ferretero, quien estudió medicina, estuvo como voluntario en la Primera Guerra Mundial, se casó y su esposa lo cambió por otro, ¿ Será acaso por no haber sabido dónde estaba el punto G?

Se conoce a Gräfenberg por sus estudios del sistema genital femenino en especial en relación con el orgasmo. Fue él quien diseñó el anillo Gräfenberg y realizó estudios sobre la eyaculación femenina, es aquí donde dijo saber donde estaba este punto de mayor excitación en la mujer

Descubramos este tesoro escondido

El Punto G en la Mujer

Es una pequeña zona del área genital de las mujeres localizada detrás del pubis y alrededor de la uretra. Es la uretra esponjosa o parte de ella, donde se encuentran las glándulas de Skene que pueden provocar altos niveles de excitación sexual y fuertes orgasmos. La misma aumenta de tamaño en la medida en que es estimulada, generando un poderoso clímax.

Pero si tienes problemas para encontrarla, también existe un método para ampliar el punto G mediante una inyección con colágeno. Se trata de un procedimiento sencillo, indoloro y bajo anestesia local, mediante el cual el punto G aumenta de tamaño, permitiendo su fácil localización, mayor sensibilidad y nivel de excitación y gratificación sexual para la mujer. El resultado es inmediato. ¡Ahora con esta información puedes ir y probarlo!

Claro que para mi existen otros puntos que no podrán ser tan explosivos pero si muy importantes si se saben utilizar y lo haces paso a paso.

El Punto G de la Mujer

El primero sería para mí, el cabello. Nada más romántico y excitante que te acaricien el cabello mientras te besan, esta zona libera tensión ayudando a que se relajen los músculos. Después de este punto ve bajando suavemente con tu lengua detrás de las orejas de tu pareja. Ayúdate con un sonido suave de excitación, veras como aumenta la sensibilidad en ambos. Sigue bajando por la nuca, cuello, hombros, bésa a tu pareja siempre muy suave, tómate tu tiempo pues son zonas muy erógenas. Ve bajando por los brazos, acariciándolos, llega hasta sus dedos, estimúlalos oralmente mientras lo miras fijamente.

Existen otros nervios que pueden estimularse fácilmente, lo puedes hacer con tus manos u oralmente, sube y baja a lo largo de la espina dorsal de la columna vertebral, mientras le susurras lo que mas desees y llega hasta la parte baja de la espalda el llamado coxis. Para mi este es uno de los puntos G de los hombres. No olviden que el perineo causa un gran placer, esta es la zona que se encuentra entre los genitales y el ano. Es considerada un área de alto erotismo. Es sensible tanto a caricias manuales pero más orales.

Pero si quieres sigue bajando te tengo otra más. Puedes jugar con la parte interna  de los muslos jugando con tu lengua suavemente antes de llegar al perineo. Y finalmente los pies, para muchos es el poder de la excitación, no solo tocándolos sino también besándolos. En este punto toca ser muy erótico para no producir cosquillas.

Con este ritual erótico pueden tener ideas para explotar finalmente en el punto G. No olviden algo muy importante para poder llevarlo a cabo sin “traumatismos” y es el cuidarse de los olores. Para esto pueden realizarse un juego preliminar en la ducha.

Espera el punto G masculino para que lo pongas a prueba.