Facebook Twitter

Tips para un bronceado prolongado

Ya se acerca junio, mes del verano en todo su esplendor, y con este mes las deseadas vacaciones, tiempo para broncearnos.

La preocupación de todas es cómo hacerlo de forma efectiva, rápida y segura. El cómo lucir un tono bien canela, dorado o zanahoria, dependerá de nuestro tipo de piel (nada que hacer) y nuestra tolerancia al sol, pero sí se puede lograr subir un poco el color de la piel evitando el desagradable enrojecimiento.

Estos son algunos tips para preparar la piel antes de salir de vacaciones, para lograr un bronceado prolongado.

tips-para-un-bronceado-prolongado-tomando-el-sol

Hidrata la piel
Antes de tomar el sol hidrata mucho la piel. Tomar agua es una obligación, pero la costumbre de beber y beber este líquido en abundante cantidad al día no es seguida al pie de letra por muchas. Si eres de las que no eres juiciosa con este asunto, ponte juiciosa con esto un mes antes de irte de vacaciones a tierra caliente. Una piel seca, deshidratada, hará que tu bronceado duro muy poco y despellejes la piel.

Betacaroteno
Consejo de muchos dermatólogos, especialmente para pieles intolerantes. El betacaroteno está principalmente en la zanahoria y otras verduras y granos. Lo puedes conseguir en forma de pastas o grageas, que se toman una vez al día, dos semanas antes de irte para la playa. El betacaroteno es ideal para las pieles sensibles al sol, le crea una manto protector a la piel,  además de facilitar el bronceado, pues en realidad es un pigmento natural de frutas y verduras. También reduce la exposición al sol, evita el enrojecimiento.

tips-para-un-bronceado-prolongado-betacaroteno

La toma de sol
Una vez en nuestro sitio de descanso, divide la toma de sol en todos los días en los que estarás de vacaciones, así consigues un efecto prolongado. Aquí debes priorizar y eso es lograr un bronceado duradero. Muchas mujeres por pena a lucir “blancas” en la playa o piscina, someten a la piel a jornadas intensas de tomas de sol en el primer o segundo día de descanso, por eso el enrojecimiento o la insolación. Cambia el modo de pensar en este sentido, que las vacaciones sirvan para coger el tono de piel que deseamos por una buena cantidad de meses.

Los bronceadores
Si usas el betacaroteno, entonces podrás usar un bronceador con un protector solar menos fuerte (15 SPF estará bien). Los bronceadores en gel o aceite con zanahoria son los que mejores resultados ofrecen para conseguir esa “piel canela”. Aplica en grandes cantidades por todo el cuerpo, toma el sol evitándolo entre las doce y las dos de la tarde.

Mientras estas bronceándote, mantente echando agua, no necesitas ir al mar o meterte a la piscina, usa una botella. Gotas de agua y gel bronceador o aceite en la piel es una combinación sorprendente para broncearse. Cada hora o dos aplica de nuevo tu bronceador. Te insistimos, lo ideal es hacer tomas de sol por periodos cortos de tiempo al día.

tips-para-un-bronceado-prolongado

Rehidrata
Cuando ya no estés exponiéndote al sol, es importante refrescar la piel e hidratarla. Una excelente opción en este caso es el aceite de almendras.

Consideraciones finales
Todos estos consejos te los proponemos para broncear tu cuerpo excepto la cara, la más delicada y expuesta de todas. En todo caso, la cara no debería someterse a un bronceado, porque es muy fácil quemarla, crear manchas, resequedad y líneas de expresión. Usa el máximo protector solar para esta zona, aplica refrescantes para la piel en spray y usa sombreros o viseras.

¡Feliz viaje!