Facebook Twitter

Twerking, de baile polémico a ejercicio para mantener la forma

Con la llegada del reguetón en la década de los noventa, anexo vendría el baile y sin duda el “perreo” también se fue popularizando. Es que este baile al lado del reguetón ha venido evolucionado y por eso ha adoptado el nombre en inglés de Twerking.

Como baile, el twerking ha generado controversia porque sus practicantes, en su gran mayoría jovencitos y niños, se ven bailando de manera muy provocativa, acercando sus glúteos a la pareja de baile, todo esto para simular el movimiento de apareamiento de los animales. Así pues, es apenas lógico el malestar que ha causado entre padres y resto de adultos.

El twerking es sensual y provocador por la forma cómo se ve a las mujeres mover su “trasero”, pero lo cierto es que ahora de la acusada vulgaridad se ha pasado hacia algo más deportivo.

twerking-de-bailer-a-practica-de-ejercicio

Su inminente llegada a los Estados Unidos terminó dándose cuando recordarán ustedes apareció Miley Cyrus con su retador movimiento de nalgas en los MTV Music Awards del año 2013. De ese video a hoy ha corrido mucha agua y muchas celebridades se han unido a lo que desde entonces se volvió tendencia. Cantantes con Beyoncé y Nicky Minaj lo incluyeron en sus rutinas y shows.

El último en volverse viral ha sido el de la tenista Serena Williams enseñando cómo practicarlo, justo antes de viajar a los Olímpicos de Río 2016. Es que después de lo hecho por Cyrus, algunos entrenadores vieron el potencial del baile si se hace los movimientos correctos, convirtiéndose en un aliado para perder peso – dicen que hasta 500 calorías en una hora -, tonificar las piernas, sacar las abdominales y, por supuesto, endurecer los glúteos. Ahora el twerking hace parte de las actividades físicas del fitness.

twerking-de-baile-polemico-a-rutina-de-ejercicio

Una de las abanderadas para evidenciar la transformación de este baile con orígenes boricuas ha sido la cantante y bailarina Lexy Pantera, quien después de ver a Cyrus pensó en la manera de convertirlo muy seriamente en una modalidad dentro del fitness y así fue como nació el “Lex Twerk Out” o LTO, iniciando clases con esta actividad en 2014 en Los Ángeles. La inventora de esta modalidad, creó una rutina con una serie de pasos que se llevan a cabo durante una hora y donde se mueve mucho tanto la cadera como los glúteos (obvio). Algunos profesores incluso lo combinan con aeróbicos. El baile escandaloso, sin llamarlo “perreo”, ha pasado a ser aceptado como práctica deportiva.

Recordemos cómo el pole dance, también con orígenes latinos, pasó del baile a un deporte de alta competitividad con varios mundiales y encuentros, y con aspiraciones a ser aceptado por los Olímpicos. ¡Como lo leen!

Hora de ponerlo en práctica. ¿Te animas?